"Existimos para nutrir vidas conscientes" entrevista con Sergio Leiva de Good Food

Por Herman Duarte


 Sergio Leiva en su cocina.

Sergio Leiva en su cocina.

Sergio Leiva, es un pintor costarricense, chef y esposo que se dedica a elevar la consciencia de las personas por medio de algo que hacemos todos los días: comer. Todo el tiempo comemos y nuestras vidas giran alrededor de la comida: “hey nos vemos para comer”, “vamos a comer un día de estos”. Emocionalmente, también encontramos refugio en la comida, una pizza o un pastel para cuando se esta alegre (o triste). Pero también, hemos visto el crecimiento de índices de enfermedades relacionadas a la obesidad y un desbalance hormonal en nuestras vidas.

Good Food Costa Rica viene a dar una solución a estas situaciones, recordando como el cuerpo es una máquina en perfecta y que esta diseñada para potenciar todo nuestro ser, pero para ello debemos agregar los ingredientes adecuados. Alejarnos de comidas procesadas, buscar lo orgánico, sin tanto químicos. Entender bien la frase que somos los que comemos. Una buena alimentación, mejorar los cambios emocionales, regula el sueño, reduce el sobrepeso y aumenta la autoestima. Esto lo sé, porque probé su programa insignia de 21 días y me retiro con 3 tallas de pantalón menos, todo ello comiendo bien.

En la comunidad LGBT el peso y “verse bien” es un tema muy importante; pero más que enfocarse en esto, esta entrevista con Sergio Leiva nos lleva a la importancia de sentirnos bien, comenzando de adentro hacia fuera.


¿Qué es Good Food?

GoodFood es una empresa que existe para nutrir vidas conscientes.

¿Cuándo comienza Good Food? 

Empezamos operaciones en 2014 desde mi apartamento en San José. Pero el proyecto comenzó desde un año antes. Yo me había estado enfermando mucho y en la búsqueda de descifrar qué era lo que me podía estar afectando, empecé a probar con temas de alimentación. Al hacer algunos cambios básicos, empecé a notar la diferencia sustancial y un día me sentía tan bien que nada más pensé: “más gente se tiene que sentir así”.

¿Porqué hay alimentos prohibidos?

En realidad no debería haberlos. Ese es precisamente el tema. Uno debería poder comer un poco de todo sin tener que estar preocupado por si el alimento está lleno de pesticidas, de preservantes, colorantes, químicos, ceras, etc.

No creemos en dietas. Creemos en comer bien.

Lo que hacemos durante el programa completo de limpieza del cuerpo no es por un tema de prohibición sino de eliminación. Eliminamos ciertos alimentos que por lo general le dan alergias o irritaciones a las personas.

¿Qué tiene el pollo comercial? 

Pongo que me estás preguntando por la calidad del pollo?

Que el pollo o que cualquier producto se comercialice no tiene nada de malo. Eso es bueno para los productores y agricultores. Lo que no está bien es que la calidad y origen de los productos baje simplemente por objetivos comerciales. 

Lo que hay que tener mucho cuidado es en saber de dónde viene el producto que uno va a consumir. ¿Cómo fueron criados los animales?¿Cómo fueron alimentados? ¿Son carnes de animales sanos sin medicamentos o antibióticos? Son preguntas importantes que debemos hacernos. Al fin y al cabo, lo que comemos se convierte en lo que somos.

¿Qué hay de los lácteos?

Todo eso lleva un largo debate pero, definitivamente, y simplemente por lo que hemos visto a lo largo de estos casi cinco años con las personas, los lácteos no nos están haciendo bien. Es increíble ver la cantidad de gente que al quitarlos siente una mejora significativa. Yo creo que, como dije antes, uno puede comer un poco de todo y que cada cuerpo es distinto. Cada uno va encontrando intuitivamente lo que realmente lo nutre. La cosa es que lo que uno escoja venga de la mejor fuente posible.

¿Considera que hay una relación entre los problemas emocionales ("me siento deprimido") y la comida? 

100% Es algo que vemos todos los meses con las personas que hacen GoodFood y un tema que es importante toca cada vez más. Hay una relación directa entre la nutrición y la salud mental. 

Cuando uno empieza a establecer una relación emocional con la comida y le asocia ciertos estados de animo con ciertos alimentos (ej: azúcar = felicidad), puede empezar un proceso de malas decisiones alimenticias que afectan el sistema neurológico u otros sistemas del cuerpo que controlan o afectan las emociones.

Es sumamente importante que los profesionales en salud especializados en esto hagan más esfuerzos por promover y hacer más visible esa relación. Hay muchísima gente en la calle consumiendo medicamentos todos los días para controlar padecimientos relacionados con la depresión que podrían mejorar muchísimo e incluso eliminarse, si se está nutriendo el cuerpo de la manera correcto y sin ciertos alimentos que podrían provocar un desbalance. También es muy importante que nosotrxs mismos perdamos el miedo de hablar sobre esos temas. De hablar sobre la depresión, por ejemplo, o de la relación emocional que uno pueda tener con la comida. Cuando empieza a hablarlo, se da cuenta que no está solx.

¿Recomienda comer comida rápida? ¿Tomar gaseosas? 

Obviamente no.

Si pudiera dar un consejo de alimentación ¿Cuál sería? 

Escuche su cuerpo y respételo.


Para mí, formar parte del programa de 21 días fue toda una experiencia de auto control de impulsos por dulces y desintoxicación, así como elevar la consciencia en el entendimiento de lo que comemos. Fueron 21 días con charlas (solo los miércoles) y de mucho aprendizaje. Recomendados.

Captura de pantalla 2018-11-05 a la(s) 07.35.25.png