SR. ESCOBAR ALAS: LAS PERSONAS LESBIANAS, GAY, BISEXUALES Y TRANS SOMOS SERES HUMANOS TAMBIÉN.

Asociación ASPIDH-ARCOIRIS, Asociación Entre Amigos, Fundación de la Mano Contigo, Centro DIKÉ LGBTI+, HT El Salvador, Colectivo Alejandría, El Salvador G, Asociación Estrellas del Golfo, Fundación Igualitxs, Asociación de Estudiantes LGBTI de la Universidad de El Salvador, Colectivo LGBTI Perla de Oriente San Miguel, Fusión Diversidad, Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho- FESPAD-, Red Gay Latino, Colectivo LGBTI Oxelotlán, Asociación Salvadoreña de Derecho Internacional  manifestamos:

Asociación ASPIDH-ARCOIRIS, Asociación Entre Amigos, Fundación de la Mano Contigo, Centro DIKÉ LGBTI+, HT El Salvador, Colectivo Alejandría, El Salvador G, Asociación Estrellas del Golfo, Fundación Igualitxs, Asociación de Estudiantes LGBTI de la Universidad de El Salvador, Colectivo LGBTI Perla de Oriente San Miguel, Fusión Diversidad, Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho- FESPAD-, Red Gay Latino, Colectivo LGBTI Oxelotlán, Asociación Salvadoreña de Derecho Internacional manifestamos:

SR. ESCOBAR ALAS: LAS PERSONAS LESBIANAS, GAY, BISEXUALES Y TRANS SOMOS SERES HUMANOS TAMBIÉN.

El domingo 25 de agosto por el señor Escobar Alas, personero de la Iglesia Católica, actuando de forma deliberada y como Arzobispo de San Salvador, deformó el contenido de la declaración que hicimos el pasado 20 de agosto diferentes organizaciones de derechos humanos a favor de la igualdad de los derechos para las personas salvadoreñas lesbianas, gay, bisexuales y trans en ocasión de la admisión de la “demanda por la igualdad” en el  proceso de inconstitucionalidad de los artículos 11, 90.3 y 118 del Código de Familia. Este proceso únicamente versa en el derecho a que las parejas de adultos del mismo sexo puedan casarse civilmente ante un funcionario que establece la Ley (no ante un pastor o un sacerdote) habilitando a que estas parejas puedan seguir los pasos de sus familias y construir una vida estable y compartida junto a la persona que aman. 

 

El matrimonio civil (no religioso) es una figura que une el proyecto de vida de una pareja de adultos junto con los deberes y responsabilidades de éstos frente a la sociedad. Es un contrato que surge de la innata necesidad que tenemos los seres humanos de asociarnos, protegernos  y crear vínculos afectivos, una necesidad que es también central para las personas gays, lesbianas, bisexuales y trans. El matrimonio civil ofrece la oportunidad de acompañar a esa persona adulta tanto en salud como enfermedad, en tiempos buenos y difíciles. Es una promesa de amor y responsabilidad hecha frente a familia y amigos, una celebración de los sueños y esperanzas que surgen de encontrar a alguien con quien esperamos envejecer y asumir un compromiso vitalicio. Éstas son las razones por las que las personas heterosexuales contraen matrimonio, y también son las que nos motivan a las personas salvadoreñas lesbianas, gays, bisexuales y trans a querer también contar con la protección legal que brinda el matrimonio civil (no religioso) pues otorga un reconocimiento legal y la seguridad que necesitan para proteger y darle estabilidad a la nueva familia.

 

Las personas de la diversidad sexual siempre hemos existido, no somos una moda pasajera ni el producto de enfermedades mentales. No ponemos en riesgo las uniones ni la familia de nadie, pues todo matrimonio civil (y religioso) permanecerá intacto. Ningún sacerdote o pastor será obligado a casar civil o religiosamente a parejas de adultos del mismo sexo. Como seres humanos, solamente buscamos proteger a las personas que amamos y esa protección en El Salvador se conoce como matrimonio civil, pues no existe otra figura jurídica para proteger a la persona con la que se busca desarrollar planes de vida en pareja, y ello sin duda, fortalece estos valores en común que conforman la familia. 

 

En la declaración suscrita el pasado 20 de agosto por Fundación Igualitxs, Asociación Entre Amigos, COMCAVIS TRANS, Fundación de la Mano Contigo, Centro DIKÉ LGBTI+, HT El Salvador, Colectivo Alejandría, Asociación ASPIDH-ARCOIRIS, Red Salvadoreña de Defensoras de Derechos Humanos, Asociación Estrellas del Golfo, Colectiva Feminista, Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, Red Gay Latino, Asociación de Estudiantes LGBTI de la Universidad de El Salvador, El Salvador G, Asociación Salvadoreña de Derecho Internacional,  Servicio Social Pasionista, Asociación Ameyalli, Fusión Diversidad y Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho -FESPAD, se deja claro que se aboga por la protección legal que otorga la institución laica del matrimonio civil (no religioso),y nuestro mensaje clarifica que no pueden existir personas de primera y segunda categoría, pues todas y todos merecemos respeto por parte del Estado y el trato igualitario bajo la Ley.



Invitamos al señor Escobar Alas y a la institución que representa, la Iglesia Católica, a ser fiel a su vocación como instrumento de paz, y que no siembre discordia y desinformación. Por el contrario, en lugar de rechazar la diversidad, le exhortamos a sumarse a nuestra lucha para derribar las barreras al  completo desarrollo de la personalidad de las y los salvadoreños LGBTI, tales como la discriminación laboral, la falta de la Ley de Identidad de Género o bien la creación de otras leyes que nos protejan. El que otras personas gocen de los mismos derechos civiles en nada afectará sus creencias religiosas. De igual manera lo invitamos a que contacte para esclarecer las dudas que pueda tener con argumentos legales y científicos. Le recordamos también que El Salvador es un Estado Laico y que por ende la religión no debe intervenir en discusiones de derechos civiles que en nada afectarán a la religión.

 

Llamamos a la Sala de lo Constitucional a resolver el caso a favor de las demandas planteadas, respetando el prinicipio de laicidad del estado y de acuerdo a los principios de dignidad de la persona humana, igualdad y no discriminación reconocida por la Constitución, tratados internacionales, jurisprudencia nacional y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que han emitido sentencias sobre la materia que son vinculantes para El Salvador.



A la sociedad le recalcamos que el aspecto central del proceso de inconstitucionalidad es el derecho que toda pareja de adultostiene, sin importar su orientación sexual o identidad de género, a recibir la protección legal por parte del Estado para poder llevar a cabo sus proyectos de vida y de esta manera protegerse el uno al otro. Las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans se quieren casar civilmente por amor, para ser familia y crear lazos perdurables en el tiempo. No es un tema de religión, es un tema de derechos civiles, y por constitución todas las personas somos creadas iguales en dignidad y derechos. Ya no divididamos en ciudadanos de primera y segunda categoría. 

 

#YoNoDivido #MatrimonioCivilSV #YaEsTiempo

 


Para más información: 

·       karlaguevara2009@gmail.com-Asociacion Colectivo Alejandria El Salvador 

·      williamvhdez@gmail.com-Asociación Entre Amigos 

·      La@fundacionigualitos.org-Fundación Igualitxs 

·       aspidh.arcoiris.trans@gmail.com-ASPIDH Arcoiris Trans El Salvador