JAQUE

En el juego de ajedrez, un jaque es una amenaza inmediata de capturar al rey. Se dice que un rey amenazado de este modo se encuentra en jaque. El símil resulta relevante en el contexto político en el cual se encuentra Costa Rica, considerando la reciente re - configuración del Ministerio de Educación tras la salida del Ministro Edgar Mora, como consecuencia de las presiones por parte de sectores de corte evangélico ultra conservador, promotores de campañas de desinformación, de falsas teorías de conspiración y de rechazo a la diversidad sexual.

Desde la Fundación Latinoamericana para la Promoción y Protección de la Población LGBTI -Fundación Igualitxs- consideramos que el control político ejercido por parte de los grupos de presión de corte evangélicos sobre el Ministerio de Educación ha sido desmedido y dejan un precedente nefasto con su renuncia. Ello por cuanto, deja entre dicho que las decisiones de los gobernantes no deben obedecer a un perfil técnico, sino al clamor de masas enardecidas, que lejos de buscar el afán de justicia, tienen como meta saciar el vacío algún vacío que ha sido cubierto por el resentimiento y la frustración de ver que grupos marginados, están empezados a ser tratados como iguales. De cierta forma recuerda un regreso a la época de la inquisición en donde las muchedumbres señalan con hordas a sus enemigos para deshacerse de ellos.

John Corvino explica por qué los “baños neutrales", que requieren que las personas usen el baño correspondiente al sexo en su certificado de nacimiento, son miopes, contraproducentes y perjudiciales. El Dr. John Corvino es escritor, orador y decano de filosofía en la Universidad Estatal de Wayne en Detroit.

De igual forma, consideramos lamentable que a raíz de acciones afirmativas - que en nada afectan al resto de la población estudiantil- se haya desatado una ira descomedida hacia una población que históricamente ha sido vulnerada, por no seguir los parámetros heternormativos que dictan en determinadas zonas del país. El hecho que se reconozcan derechos de poblaciones minoritarias, no le resta derechos a nadie. Un claro ejemplo de ello, lo encontramos por ejemplo con el protocolo de bullying para personas LGBTI el cual únicamente se trata de una protocolo de actuación específica para una de las poblaciones que históricamente se llevan la presea de ser discriminados por su forma de ser, por su manera de existir. Sin dejar a un lado, los ataques viscerales que se han presentado contra un joven que participó de la agenda para la salida del Ministro Mora, y que de manera injusta ha sido descalificado por ser homosexual. Recordamos a la población que toda persona, sin importar su orientación sexual o identidad de género, tiene derecho a participar en la res publica y no puede aceptarse su descalificación como tal.

Con en el espíritu de sembrar un grano de empatía hacia todas las personas que aún no saben como reaccionar ante esta situación, conviene retomar como nuestras las palabras de la Corte Constitucional de Sudáfrica que fue inaugurada por el Nobel de La Paz de esa Nación: “En el caso de los gays, la historia y la experiencia nos enseñan que la marca no surge de la pobreza ni de la impotencia, sino de la invisibilidad. Es la contaminación del deseo, la atribución de perversidad y de vergüenza a un afecto físico espontaneo, la prohibición de la expresión del amor, la negación de la plena ciudadanía moral en la sociedad por ser uno quien es, lo que vulnera la dignidad y la autoestima de un grupo. [...] son en general un grupo que no es obvio, presionado por una sociedad y por la legislación para que se mantenga invisible... La característica que los identifica combina todas las ansiedades que produce la sexualidad con todos los efectos alienantes resultantes de la diferencia; y se les considera especialmente contagiosos o propensos a corromper a los demás. Ninguno de estos factores es aplicable a otros grupos tradicionalmente objeto de discriminación, como las personas de color o las mujeres, cada uno de los cuales, como es de suponer, han tenido que padecer sus propias formas de opresión[1].

Estas palabras que fueron inmortalizadas en el libro de la justicia universal, nos deja en evidencia el dolor y sufrimiento que llevan las personas que nacen con esa suerte. El hecho que las personas tengan en vista patrones o modelos que sean de la diversidad sexual en nada afectará sus vidas, únicamente servirá para aquellos que en el doloroso y complicado momento que involucra el crecimiento y auto-descubrimiento, sepan que no están solos, que hay más personas como ellos y que son normales. Retomando, además las palabras de Harvey Milk: “Nací de padres heterosexuales. Me enseñaron maestros heterosexuales en una sociedad ferozmente heterosexual. Anuncios de televisión y anuncios de periódicos - ferozmente heterosexuales. Una sociedad que derriba la homosexualidad. ¿Y por qué soy homosexual si me afectan los modelos a seguir? Debería haber sido un heterosexual. Y ninguna ofensa significó, pero si los maestros te van a afectar como modelos a seguir, hoy habrá muchas monjas corriendo por las calles.”

En este contexto, exhortamos al Gobierno de Costa Rica de no continuar cediendo ante presiones de grupos ultra conservadores con agendas anti derechos humanos, solicitando que la nueva persona a cargo del ministerio de educación, además de continuar los cambios impulsados, los profundice. De lo contrario terminará la partida de ajedrez.


[1]Corte Constitucional de Sudáfrica en el caso National Coalition of Gay v. Minister of Justice and others CCT 11/98, párrafos 127 y 128.